Noticias   
Organizadora de eventos española se instala en el Parque Roosevelt y apuesta a posicionar a Uruguay como destino del turismo empresarial

Inversores uruguayos, asociados con Feria Valencia, construirán un complejo para exposiciones, congresos y espectáculos.

Las personas que viajan al país por negocios, para asistir a ferias y congresos, tienen más poder adquisitivo que los turistas tradicionales y gastan más dinero: desembolsan hasta cuatro veces más que los visitantes promedio. Por esa razón, el turismo de convenciones y eventos es uno de los más codiciados, y los países apuestan a generar una oferta que atraiga a las compañías organizadoras. Uruguay no es ajeno a esta realidad, y por eso en los últimos años han surgido proyectos que aspiran a captar ese nicho, como el Centro de Convenciones de Punta del Este.

Ahora es Canelones el que busca posicionarse como destino para alojar eventos internacionales y obtener una tajada de los ingresos económicos que deja el turismo empresarial. En 2017 la Intendencia canaria realizó una licitación para construir un centro de convenciones en el Parque Roosevelt, que requerirá una inversión de US$ 70 millones y tendrá capacidad para unas 10.000 personas.

Los ganadores, el consorcio Odetur S.A. —de capitales nacionales— y Ebital S.A., una constructora uruguaya, se asociaron con la empresa organizadora de eventos más antigua de España, Feria Valencia, y se disponen a construir un complejo que incluirá un centro de convenciones y un recinto ferial para exposiciones, salas para congresos, teatro y espectáculos culturales, así como locales gastronómicos. El proyecto se instalará en el predio donde se encuentran las antiguas canchas universitarias, y se prevé que esté listo a comienzos de 2020.

Las autoridades aspiran a que ayude a posicionar a Uruguay como un país referente en el turismo de negocios. Ese sector representó, en 2016, el 1% (10.055 personas) del total de visitantes.

Nuevas oportunidades.

Nacho Rocafull, que se desempeña como gerente de Desarrollo de Mercado en Feria Valencia, asumirá en Uruguay el cargo de gerente general operativo del nuevo proyecto, que se llamará ForumUruguay. Según explicó a Búsqueda, el diseño buscará ser “totalmente respetuoso con el medioambiente”, por lo que no implicará tala de árboles y mantendrá incluso la caminería original.

El emprendimiento tendrá 43.000 metros cuadrados en total. Por un lado, se creará un predio ferial de 14.800 metros cuadrados, que será el más grande del Uruguay. El pabellón no tendrá columnas para poder albergar cualquier tipo de eventos, con una capacidad de hasta 9.000 personas. Por otro lado, el palacio de congresos abarcará unos 20.000 metros cuadrados y será un único edificio con dos auditorios de 1.470 y 700 butacas de aforo. A la vez, habrá anfiteatros y nueve salas polivalentes con una capacidad de 30 a 250 personas, más una Sala Rusa (con una mesa redonda) que tendrá transmisión inmediata a una sala de prensa. Los diferentes sectores tendrán infraestructura de última tecnología, con equipos audiovisuales y de sonido de alta definición y transmisión simultánea.

El proyecto implicará además arreglos viales, como la creación de rotondas de ingreso y rampas, así como la construcción de un parking para 1.200 vehículos.

La licitación incluyó la venta de un inmueble propiedad de la Intendencia de Canelones para erigir un complejo hotelero, oficinas y comercios sobre el Arroyo Carrasco, por US$ 5 millones.

Sello uruguayo.

Si bien el centro de convenciones se está desarrollando junto a la institución española, el proyecto está financiado con capitales uruguayos. El papel de Feria Valencia será llevar adelante la dirección general operativa de la infraestructura al menos por los próximos 15 años —de los 50 que durará la concesión—, para lo cual incluso algunos directivos de la institución se instalarán de forma permanente en Uruguay.

Carlos Perera, presidente de la Cámara de Comercio, dijo a Búsqueda que la organización española se va a ocupar de la gerencia “porque acá nadie sabe nada de eso”. “No estamos acostumbrados y Feria Valencia, siendo uno de los tres grupos más importantes del mundo, es el que se va a encargar de llevar esto adelante”, explicó.

Según Perera, Feria Valencia está entre las 15 mejores empresas en el rubro y sus más de 100 años de experiencia hacen que el funcionamiento del establecimiento “esté bastante asegurado”. Para él, el proyecto hará que Uruguay se posicione como un nuevo destino turístico, ya que lo ubicará “en la vidriera del mundo”.

Consultado acerca del desembarco de Feria Valencia en este país, el gerente de Desarrollo de Mercado indicó que siempre vislumbraron Uruguay como un sitio idóneo para establecerse y ser un “puente” entre Europa y Latinoamérica, debido a las garantías que ofrece para la inversión extranjera.

“Hay que tener en cuenta que cuando uno habla de ferias y congresos inmediatamente habla del turista de negocios, que es aquel que asiste a este tipo de eventos pero que además tiene una gran capacidad de gasto. No solo porque el perfil que asiste es medio alto, sino porque además viene acompañado del aporte que le hace el organismo que representa para su estadía”, dijo Rocafull.

En esa línea, el presidente y gerente general de Ebital S.A, Elbio Olaizola, aseguró que el proyecto tendrá un impacto importante en la generación de empleo, ya que para la parte operativa se contratará a más de 500 personas, mientras que la construcción necesitará más de 250 trabajadores. A su vez, se generarán cientos de puestos indirectos a través del propio funcionamiento del complejo, como la ocupación de la oferta hotelera, la restauración, el transporte, entre otros. Perera estima que en conjunto el proyecto generará ingresos por US$ 600 millones anuales para el país.

“El impacto de todo el proyecto es muy grande por varias razones. La zona (entre rambla Costanera y Av. Giannattasio) fue elegida especialmente por la cercanía con el aeropuerto, por los servicios y por la proximidad a la mayor concentración de población del país, que es Montevideo y Ciudad de la Costa”, dijo Olaizola y añadió: “Esto va estar agregando al país entre 30 y 40.000 visitantes extra de turismo ejecutivo al año”.

El objetivo es crear un calendario de ferias y congresos. Se llevarán adelante principalmente ferias profesionales con la participación de expositores europeos y latinoamericanos. Pero a la vez, se desarrollarán eventos dirigidos al público en general.

Por otro lado, se maneja la posibilidad de celebrar el motorshow de la Asociación del Automóvil del Uruguay y de incorporar al calendario de eventos parte de la oferta del centro de espectáctulos Landia. También se prevé alojar el Congreso Internacional de Medioambiente e incluso ya se agendaron varios espectáculos culturales, comentó Perera.

También esperan contar con la participación de congresos itinerantes que se realizan dentro de Latinoamérica. Anualmente, se realizan alrededor de 400, con más de 1.000 asistentes cada uno, por lo que prevén que Forum Uruguay atraiga a por lo menos 18 de ellos.

Suficiente mercado.

Uruguay ya cuenta con el Centro de Convenciones de Punta del Este, un complejo de 12 hectáreas con una capacidad para 4.000 personas, y en el segundo semestre de 2018 estará pronto el Antel Arena, que tendrá 36.000 metros cuadrados y una capacidad para 10.000 personas.

Juan Martínez, presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, opinó que es positivo que se construyan instalaciones con ese perfil, ya que “generan eventos que se desparraman entre todos los operadores: en la hotelería, taxis, operadores de tours, el turismo de compras”.

“La gente que viene a congresos es la que más gasta per cápita cuando visita un país. Son productos que van contra estación generalmente y dejan un gran nivel de gasto, además de posicionar a Uruguay en el mundo”, dijo.

Para Martínez, el Antel Arena va a competir con entretenimientos, recitales y eventos deportivos, mientras que el proyecto del Parque Roosevelt se concentrará en otro tipo de clientes: “Es la gente de la Feria Valencia que vino, se compró el predio y se instaló. Ellos tienen sus clientes en el mundo y su propuesta de negocios empresarial. Va por un canal distinto y ya tienen eventos para hacer de aquí a que abran”, señaló.

Perera estuvo de acuerdo y agregó que los tres complejos no van a competir entre sí, sino que por el contrario le dan la posibilidad a Uruguay de posicionarse como un destino empresarial. Además dijo que Forum Uruguay tendrá una capacidad para unas 8.000 personas como máximo, por lo que se encuentra en una “franja del medio”.

Por el momento está en marcha la elaboración del plan financiero y se espera que las obras se inicien en el segundo trimestre del año